negociaciones-con-maestros-_dKCKWBa-jpg_604x0

Negociaciones con maestros en huelga están en su momento más crítico

En medio de un panorama de protestas de miles de profesores a nivel nacional y de enfrentamientos con la Policía en Lima, el premier Fernando Zavala anunció ayer, durante un diálogo con directores de medios de comunicación, que el Ejecutivo no dialogará con la facción radical de docentes que dirige Pedro Castillo, personaje vinculado al Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef).

El titular de la PCM aseguró que Castillo -quien como informó Correo el lunes último ha planteado propuestas intransigentes- no pertenece a un sindicato reconocido formalmente y, por lo tanto, su representatividad es cuestionable.

En ese sentido, añadió que en los próximos días se aplicarán los descuentos a los docentes que no acudan a trabajar. Esta medida debe ser aplicada por los gobiernos regionales en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas.

PIDEN SALIDA. En tanto, durante la presentación de la ministra de Educación, Marilú Martens, ante la comisión congresal de su sector, legisladores de diversas bancadas le exigieron su renuncia debido a que no ha podido manejar adecuadamente la huelga de los profesores.

“Hay un gobierno evidentemente sin liderazgo y nula capacidad de negociación. Estar vinculando la huelga con violencia terrorista realmente nos parece innecesario y ha agravado esta crisis (…) Con respeto, señora ministra, usted debe renunciar para contribuir a levantar la huelga de los docentes”, expresó la fujimorista Rosa Bartra (FP).

El legislador del Frente Amplio Mario Canzio le increpó a Marilú Martens que miente en la información entregada con respecto a diálogos que ha mantenido con dirigentes del Sutep. “Todas las demás regiones están esperando dialogar. ¿Qué se les ha dado a cambio de ese pedido? Represión. Debe dar un paso al costado”, manifestó el izquierdista.

Sus colegas Humberto Morales y Wilbert Rozas, quienes fueron agredidos por policías al intentar defender a docentes en medio de la represión desatada en las calles aledañas al Congreso, coincidieron en que lo “mejor para el país” es que Martens deje su cargo.

El aprista Javier Velásquez Quesquén lamentó que el Gobierno quiera satanizar a los docentes en huelga, que a su juicio tienen legítimas reivindicaciones.

Acotó que la ministra Martens ha demostrado poca reflexión y capacidad de persuadir a los maestros, por lo que le pidió dar un paso al costado.

“Ni autocrítica ni solución. Martens no quiere diálogo con los maestros. ¿La huelga continúa y los estudiantes? Indolencia”, replicó desde su cuenta en Twitter.

Antes de la llegada de la titular del Minedu al Parlamento, la legisladora fujimorista Úrsula Letona declaró que hay un pedido en trámite para interpelarla.

“Se recogen firmas, esa es una posibilidad. Y si la ministra va a interpelación y decepciona, la verdad es que no tendremos ningún problema en dar el siguiente paso”, precisó. (correo)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *