40581_370x0

Evo Morales ofrece el balón de gas más barato al sur peruano

Como consecuencia de la reunión de Ministros de Estado de Perú y Bolivia llevada a cabo en Puno el pasado 23 de junio, los presidentes de Perú y Bolivia, suscribieron la Declaración de la Isla Esteves, que comprende 36 acuerdos, de los cuales el acuerdo 21 señala: “21. Al destacar el anhelo compartido de alcanzar la integración hidrocarburífera entre ambos países y considerando los planes de trabajo bilaterales establecidos, dispusieron desarrollar los estudios necesarios que permitan evaluar la viabilidad técnica y económica de proyectos concretos, incluyendo la exportación de Gas Licuado de Petróleo – GLP y gas natural boliviano al sur del Perú y a los mercados gasíferos de Asia Pacífico, sostenibles en el tiempo y con resultados mutuamente beneficiosos para ambos países.”

Como vemos, la posibilidad de que el hermano país de Bolivia pueda exportar GLP en balones de gas al sur peruano es viable, ello como consecuencia de la reciente (24 de agosto de 2015) inauguración de su nueva planta de separación de líquidos “Carlos Villegas” con una capacidad de producción de 32,2 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas natural y para producir 2.247 toneladas métricas día de GLP, lo curioso es que ninguna autoridad peruana asistió a tan importante evento, a pesar de que el propio presidente boliviano Evo Morales hizo extensiva la invitación a la ministra de Energía y Minas de Perú, a las autoridades de Petroperú e incluso a las autoridades regionales como el Gobernador Regional de Cusco, Edwin Licona y al de Puno, para que puedan asistir a la inauguración de la planta industrial más importante del hermano país.

La intención de Evo, según sus propias expresiones, fue que las autoridades vean la producción de la planta, que en el futuro abastecería al Perú de GLP, según el acuerdo energético firmado en julio entre ambos países. De acuerdo a información del diario La República, el acuerdo implica el envío de 10 mil balones de gas por día a Juliaca, el precio del balón de gas producido por la YPFB es 16 bolivianos y el valor de venta al consumidor 22,50 bolivianos, equivalente a un poco más de US$ 3, para Jorge Manco Zaconetti, investigador de la UNMSM, gracias a este acuerdo el balón de gas en el sur debería costar S/. 15 y un máximo de S/. 20 y si este precio es integrado con el proyecto FISE, mediante el cual se otorga un bono a las regiones más pobres del Perú, tenemos que el balón de GLP costaría menos de los S/. 12 ofrecidos por el actual gobierno.

Esta coyuntura abre una serie de posibilidades favorables para Puno especialmente, puesto que podría favorecerse con un balón de gas barato y accesible para el grueso de la población, también hay consecuencias en el abastecimiento actual de gas al sur peruano, lo que podría afectar a los distribuidores y comercializadores de la zona sur, e incluso pone en tela de juicio la necesidad del ansiado ramal del gasoducto sur peruano – GSP, ya que Puno y el sur peruano en general podrían beneficiarse de inmediato no sólo con el GLP en balones, sino también del gas natural y de la construcción de un gasoducto desde La Paz a Puno.

Por el momento Puno necesita GLP en balones barato y por esto como decía Eleodoro Mayorga, ex Ministro de Energía y Minas: “el gas antes que el ducto”. Otra consecuencia directa de esta posibilidad es que el sur peruano gozaría de un gas más barato con relación al resto del país.

No obstante, actualmente el gobierno nacional viene otorgando un bono al balón de GLP a nivel nacional mediante el proyecto FISE, que actualmente es administrado por el OSINERGMIN y que ha dado excelentes resultados, siendo la región más beneficiada precisamente Puno en primer lugar y Cusco en segundo lugar a nivel nacional. De otro lado, el contrabando de gas boliviano a Puno que desde hace mucho tiempo se presenta debería disminuir y formalizarse.

La composición del precio del balón de gas de GLP en el Perú, implica casi el 50% del precio en manos de la cadena de comercialización, con lo cual el precio promedio de S/. 30 a 36 el precio promedio del balón, difícilmente sufrirá una rebaja ostensible a pesar de que el precio del barril de petróleo hoy en día cueste menos de la mitad del precio del año 2014.

De otro lado, haciendo una comparación de los precios del balón de GLP a nivel sudamericano, tenemos que el balón de gas peruano es el más caro con un promedio de S/. 32.00 mientras que en Bolivia el costo del balón es de S/. 8.89 (US$ 3.00), de acuerdo a información de ASPEC, publicada en el diario La República.

Finalmente, con esta política podría darse inicio a una interconexión energética entre Perú y Bolivia, empezando por el balón de GLP, pero con el tiempo podría




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *