57405_370x0D

Estudiantes son vulnerables al alcohol y las drogas

El consumo de alcohol y drogas en la región Puno se incrementó en 2%. El hecho es aún más preocupante, cuando las estadísticas reflejan que el inicio de este flagelo se da desde los 9 años de edad, y con frecuencia se origina en las fiestas patronales.

Según algunos especialistas, la ingesta de bebidas alcohólicas inicia desde los 9 a 12 años de edad, debido a la ausencia de los padres, quienes en muchos de los casos están dedicados al negocio y otras actividades, dejándolos a su suerte.

Los estudiantes de las instituciones educativas públicas y privadas de los niveles primaria y secundaria, en vez de asistir a clases deciden trasladarse a zonas alejadas y ocultas para ingerir los conocidos tragos como Triple X, Bogoña, Cartavio, entre otros licores ilegales.

Esto no solo ocurriría en la ciudad de Puno, sino también las zonas rurales; las fiestas patronales son aprovechadas por muchos de los niños y adolescentes de entre 12 a 16 años, para consumir bebidas alcohólicas sin ser controlados por sus padres.

Para el coordinador del Programa de Prevención y Tratamiento de Drogas del Convenio DEVIDA de la Municipalidad Provincial de Puno, León Isaac Quispe Huaranca, las fiestas patronales son las causantes del incremento del consumo de alcohol, además de la falta de afecto de los padres.

Dijo que durante la formación de los niños, adolescentes y jóvenes, los padres deben tener cuidado al realizar ciertas acciones que puedan ser copiadas por sus hijos de forma inconsciente, ya sean ingiriendo bebidas alcohólicas, maltratando a sus parejas u otras acciones que mellan el respeto así las demás personas.

En la región Puno, las provincias con mayor índice de consumo de alcohol son: San Román – Juliaca, Puno, Desaguadero, Yunguyo, Azángaro, El Collao – Ilave, Carabaya, Sandia y Chucuito –Juli, zonas donde se realizan entre 4 a 5 fiestas costumbristas durante el año.

Mientras que el consumo de drogas se da con mayor frecuencia en las zonas de Sandia, Carabaya, San Román, Puno, Desaguadero, Yunguyo y El Collao; cabe precisar que estas sustancias son ilegales y llegan al alcance de los estudiantes a través de intermediarios.

DIAGNÓSTICO
La consultora “Sur Obras Consultores y Ejecutores”, contratada por el Programa de Prevención y Tratamiento de Drogas del Convenio DEVIDA de la Municipalidad Provincial de Puno, evidenció en la provincia de Puno, se incrementó el consumo de alcohol y drogas en los estudiantes, debido a la desatención de sus padres.

El diagnosticó demostró también que el comportamiento de los padres en sus diferentes compromisos es adoptado por los estudiantes.

DREP
El especialista de DEVIDA mencionó que la Dirección Regional de Educación de Puno (DREP), no está trabajando en temas de alcoholismo y drogadicción en las diferentes instituciones educativas, donde se presentan altos índices de consumo.

Dijo que durante el tiempo que se ha implementado el programa, se han evidenciado casos donde los estudiantes ingieren bebidas alcohólicas de forma constante sin medir consecuencias, llegando incluso a cometer actos delictivos.

Los alumnos de las instituciones educativas tanto públicas como privadas consumen alcohol y drogas, sin ser controlados por sus padres, y en muchos de los casos ellos desconocen las acciones que emprenden sus hijos, precisó el especialista.

“Desde la DREP no se está realizando la supervisión en las instituciones educativas, para garantizar la calidad educativa que reciben los estudiantes, y mucho menos conocen el estado emocional de los estudiantes, ya que muchas de las instituciones no cuentan con psicólogos y tutores que los guíen y orienten en su formación por la desatención de sus padres”, dijo Quispe Huaranca.

EN LA PROVINCIA DE PUNO
De cada 100 estudiantes, 20 se introducen en el mundo del alcohol y drogas, sin control de los padres, docentes y especialistas de tutoría, situación que año a año incrementa las cifras del consumo de sustancias nocivas e ilegales.

Otra de las instancias que no está cumpliendo su función es la policía y la fiscalía; ambas entidades deben encargarse de normar el expendio de bebidas alcohólicas y drogas, además de controlar a quienes expenden las sustancias.

Según la encuesta realizada a estudiantes del nivel secundaria por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas DEVIDA en alianza con la Dirección Regional de Salud Puno, la edad de inicio del consumo del alcohol es de alrededor de 12 años, mientras que a nivel nacional los adolescentes inician el consumo a los 13 años.

Los fenómenos se debería a las costumbres de los pueblos de la región Puno, las que propician el consumo del alcohol a temprana edad.

CAUSAS
El factor de riesgo para la prevención del consumo del alcohol son las familias disfuncionales, en la región el 6% de adolescentes viven solos, mientras que un 18% de estudiantes de educación secundaria viven solo con uno de sus progenitores, este hecho los convierte en familias vulnerables.

Según el CONADIS, se ha detectado que los niños con síndrome alcohólico fetal presentan retrasos en el crecimiento, rasgos faciales anormales y una disfunción del sistema nervioso central.

DEVIDA
Por otra parte, según un estudio publicado en junio del año 2014, realizado por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas – DEVIDA, sobre una base de más 1,700 estudiantes de instituciones educativas secundarias de 11 provincias de la región Puno, indica que los resultados son variables.

La edad en que los niños empiezan a consumir bebidas alcohólicas es alrededor de los 12 años, la que se debería a la realización de fiestas costumbristas de los pueblos de la región altiplánica, donde se propician el consumo del alcohol a temprana edad.

En setiembre del año 2013, el gerente de ventas de la empresa Backus, Abelardo Luza Romero, informó que en la región Puno se consume un promedio de 900 mil cajas de cerveza cada mes, es decir 6 millones 600 mil litros de cerveza al mes.

Lo que significa que la región gasta en cerveza un aproximado de 37 millones de soles mensuales y 444 millones de soles al año, cifras que deben alarmar a la población y las autoridades pese a encontrarse como la población en condición de pobre.

Mientras que en la ciudad de Juliaca, las tiendas, calles y cantinas, están repletas de personas que ingieren bebidas alcohólicas, siendo vistos por los niños que transitan por el lugar.(Los Andes)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *