puno-azangarinos-se-moviliz-JPG_604x0

azangarinos se movilizan y oponen a cambio de párroco

Preocupados por el destino del Templo de Oro de la ciudad de Azángaro, el cual se encuentra en proceso de restauración, un sector de la población azangarina se movilizó hoy hasta la ciudad de Puno. Su objetivo fue entrevistarse con el obispo Jorge Carrión Pavlich, porque quieren la reposición del párroco Salvador Apaza Flores.

La comitiva, integrada por más de un centenar de católicos, se dirigieron hasta la segunda cuadra del jirón Conde de Lemus de la ciudad capital, pero no se encontraron con el obispo; los voceros de este, informaron que la autoridad tuvo que salir de viaje a Lima.

En medio de desconfianza, los pobladores se retiraron, pero advirtieron con intensificar su protesta, puesto que no están de acuerdo con el cambio en la parroquia.

El presidente del Comité de Salvaguarda del Templo de Oro, Ignacio Calcina Estofanero, justificó su protesta, porque están preocupados por la continuidad de los trabajos de refacción.

Informó a la prensa que los nuevos encargados de la parroquia (padres Beltrán y Julio) se limitaron a decir que se dedicarán a impartir la Palabra de Dios, más no a completar el trabajo que antes había empezado y gestionado el padre Salvador.

En el proceso de restauración falta completar la parte artística, precisamente son esos detalles que desconocen los nuevos y que estaría en manos de Salvador Apaza Flores; por esa razón piden mantenerlo en dicha parroquia.

Los manifestantes acusaron al Obispado de haberse llevado el cáliz de oro y otros cuadros (en calidad de préstamo), bienes que no han sido devueltos hasta la fecha.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *